COMPETENCIA. Aproximadamente 200 deportistas fueron parte de la competencia extrema “Guayabilla Dorada”.

La competencia de largo aliento se desarrolló ayer en Ibarra, en su décima edición. La tranquilidad del barrio La Victoria se alteró con la presencia de alrededor de 200 deportistas de varias provincias, incluso de países vecinos como Colombia y Venezuela.

Una distancia de 30,5 kilómetros, entre natación, ciclismo y atletismo, debían superar los participantes. La triatleta imbabureña Lorena Erazo, en la categoría damas, se llevó el triunfo; mientras que en varones, el pichinchano, Juan Andrés Espinoza, se adjudicó el primer puesto.              

Competencia 
Antes de las 08:00, la mayoría de competidores, hombres y mujeres, que se animaron a participar en la carrera denominada la “Guayabilla Dorada”, evento que por varios años se efectúa por las festividades de la Fundación de Ibarra, llegaron motivados para cumplir con la prueba.

La preparación para asumir inicialmente la natación en las aguas  de la laguna de Yahuarcocha con una distancia de 750 metros, fue ligera. Familiares y amigos de los deportistas alistaban los trajes acuáticos, gafas, gorros, aceite, entre otros implementos necesarios para cruzar  la laguna.

Tras el precalentamiento, los deportistas de la categoría novatos fueron los primeros en entrar al agua. La orden de largada de los jueces hizo apresurar las brazadas de cada uno de los competidores, y de a poco el sol comenzaba a calentar la mañana.

Al salir de la laguna, los deportistas se dirigieron en bicicleta rumbo al sector del Arcángel, para posteriormente, descender por el bosque protector Guayabillas hasta La Victoria, con un recorrido de 300 metros, en ese lugar se efectuó un circuito trail de 5 km.

Más categorías

Mientras que en la modalidad de equipos, los tríos conformados por deportistas de cada una de las disciplinas en escena, entraban en calor en los momentos previos. En la prueba de postas se llevó el primer lugar el equipo del Carchi, con la intervención de Franklin Farinango (natación), Miguel Ángel Carlosama (ciclismo), y para rematar en la maratón Santiago Tirira.

Este equipo ya ha quedado primero en otras ediciones anteriores y supieron manifestar que la competencia es súper exhausta, pero que siempre dan lo mejor de sí para poder ubicarse en el podio.

Élite  

Los élite individuales arribaron luego de 30 minutos después de las postas. En varones, Juan Andrés Espinoza, se adjudicó el primer lugar en su categoría, como en la general. En damas, la imbabureña Lorena Erazo se llevó el premio dentro de la competencia.

EL DATO
Esta competencia se la realizó en el marco de festividades de fundación de Ibarra. Espinoza sostuvo que la prueba dura de la competencia fue la de ciclismo de montaña. “Hubo bastante cuesta que la hizo difícil, pero por suerte pudimos mantener la calma, seguir a un buen ritmo y después en el trail sacar ventaja y conseguir la victoria que tanto esperábamos”, agregó.

Por su lado la ganadora en damas, dijo que el recorrido fue muy fuerte pero a la vez divertido. “Hubo demasiada aventura en todo el trayecto de la competencia, además el clima fue muy favorable lo que ayudó a que no bajáramos el nivel”, subrayó Erazo.

Mucho de lo que se venía en el tramo ciclístico sería decisivo a nivel individual y por equipos. Los primeros 5 km en el asfalto, con la rueda pegándose a la superficie y luego el tramo empedrado en los kilómetros finales en ascenso y posterior descenso técnico, fueron configurando el podio. (FCDL)

Translate Web

Spanish English Italian