Luego de una fase de transición en su preparación, la ciclista imbabureña Amanda Vega alista la temporada 2018.

Para la ciclista imbabureña Amanda Vega el 2017 fue uno de los mejores años de su carrera deportiva. Luego de un retiro al asumir su papel de madre, retornó al ciclismo de ruta y de montaña con bríos renovados para estar en lo más alto de los podios a nivel provincial y nacional.
 

“Estamos en la pretemporada tratando de planificar las competencias más importantes del 2018. Están bastante cerca las competencias y la vuelta en buena forma será en el Gran Fondo Erick Bike el próximo 30 de diciembre”, dijo.
 

Para Amanda Vega Bolaños fue un año de muchos triunfos en la ruta y el ciclismo de montaña, ganando las carreras más importantes de la región, además fue medallista del Campeonato Nacional Máster, entre otras brillantes actuaciones.
 

“Este año logré muchos triunfos, para el próximo tenemos muchos planes. He conversado con mi esposo y queremos salir a competir fuera del país en carreras de jerarquía, ya que han crecido mis niños y tengo un poco más de tiempo para entrenar y conseguir muchas satisfacciones”, comentó la pedalista.
 

“Mi forma de entrenar es de diciembre a diciembre, me gusta entrenar a conciencia, es lo que me encanta, no me desmando con compromisos de este mes”, señaló la ciclista, quien se baja de la bicicleta y cumple su rutina de preparación en el campo traviesa y otras actividades complementarias.
 

La pedalista anteña hizo un llamado para que más chicas se sumen a las competencias de ruta y montaña, y que los dirigentes del ciclismo provincial y nacional incentiven a las ciclistas con la organización de más eventos en los que ellas puedan participar.