Deportes

La competencia de largo aliento se desarrolló ayer en Ibarra, en su séptima edición. Alrededor de una distancia de 30,5 kilómetros, tanto de natación, ciclismo y atletismo, debían superar los participantes. Paula Jara, en la categoría damas, con un tiempo de 1.16’.34”, se llevó el triunfo; mientras que en varones, Miguel Rodríguez, perteneciente al equipo Team Herbalife, se adjudicó el primer puesto con un crono de 1.00’.04”.


Antes de las 08:00, la mayoría de competidores, hombres y mujeres, que se animaron a participar en la carrera denominada la “Guayabilla Dorada”, evento que todos los años se ¡efectúa por festividades de la Fundación de Ibarra, llegaron motivados para cumplir la prueba.


La preparación para asumir inicialmente la natación en Yahuarcocha con una distancia de 750 metros fue ligera. Familiares y amigos de los deportistas alistaban los wetsuit (traje acuático), gafas, gorro, aceite entre otros implementos necesarios para cruzar aguas abiertas.


En esta ocasión Ronnie Pérez, triatleta de la provincia de Galápagos, fue parte de la carrera. El deportista que gusta participar en competencias con estas características mencionó que siempre acude a las distintas ciudades que promocionan el triatlón. Recientemente estuvo presente en Cojimíes, competencia multidisciplinaria que se efectuó en la playa. Ayer estuvo en Ibarra buscando una buena ubicación.


Tras el precalentamiento, los deportistas de la categoría expertos fueron los primeros que se sumergieron. La orden de largada de los jueces hizo apresurar las brazadas de los competidores. La organización dispuso la modalidad regular y mixta con distancias promocionales. Al salir de la laguna, los deportistas se dirigieron en bicicleta rumbo al sector del Arcángel para, posteriormente, descender por el bosque protector Guayabillas hasta La Victoria, con un recorrido de 18 kilómetros, en ese lugar se efectuó un circuito atlético de 5 km.


En la prueba de postas se llevó el primer lugar el equipo del Carchi, con la intervención de Franklin Farinango (natación), Miguel Ángel Carlosama (ciclismo) y, para rematar, en la maratón el número 23, Santiago Tirira. En esta modalidad, en damas también topó la meta Mery Paspuel, que, al legra a la meta, registró un crono aproximado de 1.08’.30”.


Los élite individuales abordó luego de algunos minutos más. En varones, el número 453, Miguel Rodríguez, se adjudicó el primer lugar, escoltado por Oscar Erazo (1.01’.51”) y Juan Aguirre, que registró un tiempo de 1.03’.01” en las ubicaciones generales. En damas, Paula Jara se llevó el premio dentro de la competencia. (APLA)


Cifras
120
Corredores de distintos puntos de Imbabura como de sus alrededores fueron partícipes del triatlón.
FRASES CON FOTO
“Siempre formo parte de estos eventos deportivos. Esta es la segunda vez que llego a Ibarra para participar”.
Ronnie Pérez, deportista de Galápagos.
///////////////////////////////////
“Hace 10 años fui parte de la selección de natación de mi provincia, regularmente compito en estas pruebas”.
Julieta Ocaña, nadadora quiteña.
/////////////////////////////////////
“Es la primera vez que formo parte de esta competencia, siempre estoy en actividad deportiva”.
Francis Yépez, nadadora anteña.
////////////////////////////////////
“Mi preparación para esta competencia no fue intensa. Sin embargo, estuve presente e hice mi mayor esfuerzo”.
Paula Jara, triatleta imbabureña.
//////////////////////////////////////
“Nosotros formamos parte del Comil I. Esta vez participamos en postas, mi apego es más en la natación”.
Camilo Ninazunta, nadador quiteño.
/////////////////////////////////////
“Estuve preparado para esta competencia, especialmente en la prueba de ciclismo. Anteriormente fui parte de la carrera reto al Oasis”.
Santiago Guamán, ciclista quiteño.
////////////////////////////////////
“En esta ocasión conformamos un equipo para participar en la Guayabilla dorada. Yo inicié con la natación que es mi pasión”.
Sofía Vásquez, nadadora imbabureña.

 COMPETENCIA.- El imbabureño Esteban Yépez adjudicó el pase a la final que se desarrolla hoy en horas de la mañana. La tercera competencia de escalada a nivel nacional que se cumple en Ibarra en todas las categorías es liderada por la provincia anfitriona, Imbabura. Ayer, uno de los representantes locales logró pasar a las finales de bloque, Esteban Yépez; Y en damas estuvo Nicole Mejía.


La jornada competitiva comenzó alrededor de las 09:00. La fase clasificatoria en la modalidad de bloque es considerada, por los 63 deportistas que asisten al torneo nacional, como la prueba más difícil.


Por grupos y tableros fueron distribuidos los participantes. Los delegados de la Federación Ecuatoriana de Escalada, conjuntamente con los jueces, administraban el tiempo de cinco minutos para que los deportistas puedan desafiar al muro.


A partir del primer día, Imbabura, con sus representantes, se impuso notablemente en el podio a la par con las provincias de Pichincha y Guayas. En esta ocasión, los 16 deportistas que figuran en Imbabura en su gran mayoría avanzan firmes a la final de hoy. (APLA)

. Vértigo. Los bólidos vuelven a Yahuarcocha.

La cuarta válida del Campeonato Nacional de Circuitos se reactiva este fin de semana. El anexo 2 del Autódromo Internacional de Yahuarcocha recibirá a los pilotos de todo el país y en las diferentes categorías. A cinco días del evento, los pilotos ya hacen sus prácticas en el escenario.


Si bien las importaciones de llantas especiales para competencia se autorizaron, desde la Federación Ecuatoriana de Automovilismo se dio a conocer que en esta importante competencia, con la modalidad sentido horario, con tres mangas, de 12 giros cada una, se utilizarán llantas libres, en virtud de que aún no llega al país la importación de llantas oficiales.


Para esta válida se unen los autos del ‘Track Day’ en las categorías Top A y Top B, con dos mangas de siete vueltas cada una, en el intermedio de la competencia oficial.


Al momento han confirmado su presencia 40 pilotos.


Las practicas se realizarán el viernes, mientras que las competencias se darán el sábado, iniciando con las prácticas controladas y las pruebas de clasificación y finales, que se prevé se disputarán desde las 15:00, para a las 15:35 realizar la ceremonia de premiación.


Cronograma de actividades
Válida Nacional

Viernes 26 de Septiembre
12:00 a 15:00 Ingreso de equipos, pilotos y autoridades de la competencia.
13:00 a 15:00 Revisión mecánica.
15:00 a 15:10 Revisión de pista y ubicación de jueces.
15:10 a 15:30 Primera práctica controlada de todas las categorías del Campeonato Nacional.
15:30 a 15:40 Revisión de pista.
15:40 a 16:00 Practica controlada categorías Top A y Top B.
16:00 a 16:10 Revisión de pista.
16:10 a 16:30 Segunda practica controlada de todas las categorías del Campeonato Nacional.
16:30 Cierre de Pista.

Santiago Amador

El domingo 4 de octubre, a partir de las 09:00, jinetes de todo el país, y algunos extranjeros, se darán cita en el redondel de la madre, en el parque Céntrica o Ciudad Blanca para iniciar con el tradicional evento de la Cacería del Zorro.


Todo está listo, así lo confirmó Santiago Amador, presidente del Comité Organizador de la Cacería del Zorro, en diálogo con Diario La Hora. Lea los detalles.

Se viene la Cacería del Zorro, ¿qué novedades presenta para este año?

Tenemos la edición número 42 de la Cacería del Zorro y creemos que es el evento más atractivo de las fiestas de Ibarra. Es un evento que se ha vuelto clásico en la ciudad: “La leyenda que se volvió tradición”, como dice el ‘slogan’.


Estamos preparándonos para que cada año sea más organizada y más estructurada. La intención es que no sea un evento muy simple ni que se convierta en un paseo de caballos.

¿Qué contempla el programa?

La cacería tiene tres programas. El desfile, al que acude gente con su familia a desfilar, a indicar sus caballos. Gente de haciendas de Pichincha, Carchi, Imbabura, Cotopaxi, Tungurahua… En ese desfile se llega a tener alrededor de 500 caballos. Integra una parte en la que contamos con autoridades de muchas partes y eso realza el evento.


Para ello contamos con un grupo de 20 personas, que se ocupan de que el desfile esté mejor organizado y estructurado.
Luego está el recorrido de la Cacería del Zorro, que parte desde el Estadio José Domingo Albuja. Este es subiendo la Loma de Guayabillas y tiene unos obstáculos o peñaroles hasta la laguna de Yahuarcocha. Rodeamos el autódromo y luego llegamos hasta el autódromo pequeño donde se hace la persecución. El recorrido si cuenta con algunas dificultades, por lo que entran ya menos jinetes. Estamos hablando de unos 300.


Finalmente tenemos la persecución y el recorrido ya está establecido: una ruta que toma entre tres y cuatro minutos. Ahí concursan menos caballos, alrededor de 180 en la cinco categoría: Infantil (7 a 12 años), Juvenil (13-17), Adultos (33-46), Máster (47 en adelante) y la Élite, en la que ingresan de todas las edades, pero son jinetes que deben tener mayor experiencia y deben participar con caballos mucho más preparados.

¿Cómo miden la experiencia para que un jinete se inscriba en la categoría Élite?

Por ejemplo, no tenemos el perfil de un niño que compita en la categoría Élite, no hemos tenido el caso, pero sí juveniles y adultos. Con el tiempo se va viendo la destreza de los jinetes y de los caballos. La gente invierte mucho en la preparación y en caballos hechos para la cacería. Hay mucha gente va al hipódromo de Guayaquil, por ejemplo, y compra el caballo más rápido y cree que por eso asegura el premio, pero se ha comprobado que no es así. El que gana la cacería es uno que está 100% preparado, que sabe afrontar los obstáculos, aceptar las exigencias que demanda el recorrido y la persecución.

¿Cuál es el objetivo para este año?

Nuestro afán cada año es mejorar y dar mayores facilidades al caballo. No queremos quitar la dificultad, pero tampoco queremos maltratar al animal ni que la gente que se caiga. La intención es reducir ese tipo de accidentes para que se vuelva un atractivo, un paseo familiar.


Estamos tratando de organizar de una mejor forma insistiendo en el no consumo de alcohol, esto es un deporte y un evento familiar. El consumo de licor, además de generar muchos accidentes, genera una mala imagen y quien queda mal es Ibarra.
También insistimos mucho en las protecciones del jinete y del caballo, en la debida seguridad.

¿Por qué decir que la Cacería es el evento más esperado de las fiestas de Ibarra?

Primero, creo que es un evento que tiene 42 años consecutivos y eso ha generado que sea un gran atractivo turístico, que integran todos los eventos del programa. Es un evento al que uno va fácilmente con su familia. Creo que eso ha posicionado con un nombre muy fuerte a la Cacería del Zorro.


También es un deporte en el que uno puede entrar. Hace años, competir era entrar a ‘matarse’. Allá solo iban los que saben motar a caballo. Veíamos que eso no agradaba mucho, porque mientras más grande era el peñarol y más se caían, mejor. Pero ese no es el objetivo.


Ahora se divide en tres partes y vamos tomando las normas de seguridad necesarias, pero dejando el tema de los riesgos un poco. Tenemos veterinarios y una serie de gente antes de la persecución, porque demanda mucha destreza.

¿Cuánta gente se moviliza por este evento?

Más o menos se movilizan unas 70 mil personas de la provincia y del país. Todos llegan a Ibarra y si uno pregunta a los comerciantes de helados, empanadas, fritadas… ellos dicen que el día de la Cacería es en el que más venden.
No le quitamos mérito a los otros eventos, pero si creemos que ha faltado dar ese realce necesario para que la gente llegue.
Tenemos una provincia turística con paisajes espectaculares.

¿Cómo se organizan con el sector turístico para este día?

Lastimosamente no hemos tenido ese acercamiento por parte de hosterías y demás. El año pasado tuvimos el apoyo del Ministerio de Turismo, que patrocinó el evento. Nosotros tenemos clarísimo que ese día colapsan los hoteles y restaurantes y se ve la necesidad de que exista más oferta para el turista. Hay gente que llega y dice que viene, pero que le toca regresar el mismo día.

¿El cierre de Panamericana afectará el flujo de turistas?

Tuvimos las fiestas de Otavalo y sé que el cierre, en el pregón, tuvo un impacto mínimo. No hubo la gente que se esperaba, pero hubo gente. Sabemos que hay un bajó en el turismo, pero estoy seguro que para ese día vamos a lograr a colapsar, porque es un evento que llama la atención.
Si el cierre de la vía impacta en un 20% y hablamos de 70 mil personas, seguimos colapsados.

¿Bajo qué parámetros técnicos se arma la ruta de los peñaroles y de la persecución?

La ruta tiene 42 años, tal como nació. El recorrido es clásico, no se ha cambiado. Tenemos establecidos los lugares por donde bajar y les damos tratamiento y los cuidamos para que se mantengan. Lo que se hace es tratar de mejorarles por las lluvias y el desgaste natural.

¿Solo participan jinetes nacionales?

La mayoría de gente que llega, tal vez en un 98%, son nacionales, de todo el país. Sin embargo, siempre hay un pequeño grupo de extranjeros. Hay un proceso de inscripción que se da, en su mayoría, ese día. Este proceso es más para los jinetes que van a participar en la persecución. Ellos están obligados a desfilar y a bajar los obstáculos. Esperamos un mínimo de 200 jinetes que van a participar en el 100% de la cacería.

¿Cuánto tiempo toma organizar el evento?

Mínimo seis meses. Contamos con todos los permisos de seguridad, ambientales, uso de suelo, Intendencia, Bomberos, Policía… todo. Además se procede con el mantenimiento de la ruta, con la organización de cronogramas, coordinación. La idea es hacer cada año un gran evento.


Frases
‘Organizar la Cacería del Zorro toma al menos seis meses’

‘Es un evento que vale la pena ver, que es muy atractivo y que es único en el país y posiblemente el mundo’.

‘Es un evento que se ha vuelto clásico en la ciudad: “La leyenda que se volvió tradición”, como dice el slogan’.

‘Nuestro afán cada año es mejorar y dar mayores facilidades al caballo. No queremos quitar la dificultad, pero tampoco queremos maltratar al animal ni que la gente que se caiga’.

‘Si uno pregunta a los comerciantes de helados, empanadas, fritadas… ellos dicen que el día de la Cacería es en el que más venden’.

PREMIACIÓN. Las damas élite recibieron el respectivo premio tras cumplir la prueba de los 50Km.

El terreno mixto, en el cual se desarrolla la carrera de largo aliento en bicicleta por el lapso de 24 años, no es impedimento para los amantes de la disciplina que año tras año la practican. En esta ocasión, Byron Guamá, de la provincia del Carchi, se impuso en la competencia tras registrar un nuevo record de llegada, con un crono de 2 horas con 12 minutos y 4 segundos.


Los distintos parajes que proporciona la provincia de Imbabura se disponen a ser visitados por los extremos ciclistas que año a año participan dentro de la competencia denominada: Reto al Oasis, que esta vez cumplió la 24 edición. Ayer, la empresa privada Sport Bike nuevamente reunió a cerca de 440 pedalistas de todo el país para cumplir con la prueba.


El temporal lluvioso que se presentó ayer, muy por la mañana, no fue impedimento para la realización de la carrera; el cielo gris acompañó en casi todo el trayecto a los protagonistas que se dividieron en dos grupos. Diez categorías salieron desde Yahuarcocha para cumplir con los 50 mil metros de distancia hasta llegar, precisamente, al sector cálido del Valle del Chota, mientras que el resto superó los 33 kilómetros desde el sector de Pogllocunga.


El pelotón Élite de varones lo lideró casi siempre Byron Guamá, él fue escoltado por el anteño Darío Pita y el ibarreño Erick Castaño. Los tres conformaron un grupo compacto. El terreno a transitar, por la ligera llovizna, se tornó un tanto resbaladizo. A la meta arribaron los tres con un crono registrado de; 2.12’.04”, 2.15’.48” y 2.18’.04”, respectivamente.


En damas, las protagonistas fueron las imbabureñas que representan a Pichincha: Verónica Jarrín, que efectuó un tiempo de 3.09’.8”, y Andrea Muñoz, quien registró un crono de 3.12’.20”, y Fernanda Endara, que cumplió la carrera con un reloj de 3.20’.06”.


Sin duda, la oportunidad de recorrer aquellos parajes recónditos de Imbabura hace que los ciclistas tengan una experiencia inolvidable. Dentro del segundo pelotón, que arrancó desde la iglesia la Inmaculada (33Km), los líderes fueron: Categoría Turismo: Pablo Reyes (1.28’.06”), Alfredo Terán (1.29’.20”) y Paúl Cazares (1.31’.41”), mientras que en damas aparecieron en el podio; Génesis Sarango (1.53’.11”), Soledad Larrea (1.53’.15”) y Paola Tapia con un registro de 1.58’.37”. (APLA)


Dato.
La mejor corredora imbabureña que se destacó dentro de la competencia fue Margoth Alexandra Canacuán, que efectuó un crono de 3.22’.30”.

Translate Web

Spanish English Italian