Como positivo describió Mariana Rojas, el proyecto ejecutado por la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), en el cual se implementaron dos equipos alcodetectores al interior de la Terminal Terrestre. Ella viaja tres veces por semana a la ciudad de Quito para impartir sus clases de Administración en la Universidad Central del Ecuador.

“Me parece importante esta iniciativa, porque así se podrán prevenir los accidentes de tránsito en las carreteras. Ya era hora que se controlen las frecuencias especialmente en las madrugadas”, manifestó. Representantes de la ANT, Policía, Terminal Terrestre y transportistas, estuvieron en el evento de demostración realizado ayer.

Dispositivos

Gustavo Hinostroza, director de control técnico sectorial de la ANT, dijo que esta instalación permitirá que kioscos alcodetectores regulen la entrada y salida de las unidades de transporte interprovincial. “Hacemos el llamado a la ciudadanía para que sean veedores del cumplimiento de esta disposición que tiene como objetivo garantizar el uso de un servicio seguro y eficiente”, comentó.

Por su parte, Mauricio Larrea, director provincial de la ANT, señaló que la institución trabaja en este proyecto de prevención a nivel nacional, debido a la gran cantidad de accidentes de tránsito registrados. “Este proceso ya se ha realizado en otras terminales del país con excelentes resultados. Los alcoholímetros funcionan desde las 02:00 de ayer en todas las unidades interprovinciales, para la emisión de los certificados de detección de alcohol en los transportistas”, explicó.

Compra de frecuencias

Paúl Pinos, administrador de la Terminal Terrestre, indicó que todos los conductores deberán aplicar a este proceso de movilidad que se realiza en cinco pasos e incluye la revisión vehicular, para la compra de la frecuencia, una vez que la prueba de alcohol en la sangre sea negativa, caso contrario, no se emitirá ningún documento y la unidad no podrá salir a su destino.

Jhinson Martínez, jefe de control de Tránsito de la Policía Nacional, dijo que los controles se realizarán en los diferentes sectores por donde circule los buses, para vigilar que no se realicen cambios de conductores. “Este procedimiento se realiza para brindar seguridad a las personas que utilizan las unidades”, aseguró. (SLLS)

Retraso en la implementación

A través de una resolución 013 del 2013 establece la instalación de los alcoholímetros en todas las terminales autorizadas a nivel nacional. En Imbabura este procedimiento se retrasó por temas operativos. Se calcula que los dispositivos emitirán alrededor de 320 certificados que serán controlados por la Policía.

DATO.

Al menos 65 kioscos de alcodetectores se han instalado a nivel nacional.

Los alcoholímetros están equipados con un scanner, una boquilla plástica (para que el conductor se realice la prueba), una cámara fotográfica y una impresora para emitir el resultado de la prueba.

Los conductores de las unidades de transporte deberán cumplir con la prueba de alcoholemia como parte del procedimiento para la autorización de frecuencias.

Para garantizar un adecuado funcionamiento de los kioscos se realizarán capacitaciones con el gremio de transportistas a fin de explicar detenidamente el procedimiento.

Para la compra de la frecuencia el conductor deberá hacerlo en cinco pasos, el tiempo de ejecución es de al menos 60 segundos.

Translate Web

Spanish English Italian