Hoy se celebra el Día Mundial del Agua. Una fecha que fue propuesto en la Conferencia de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y el Desarrollo efectuada en Río de Janeiro, Brasil del 3 al 14 de junio del año 1992.


Tras esa cita, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó el 22 de diciembre de 1992 la resolución A/RES/47/193 que declaró el 22 de marzo de cada año como Día Mundial del Agua.


En Imbabura ayer se desarrollaron varios eventos para conmemorar esta fecha. “Es importante que hagamos conciencia sobre la necesidad de respetar uno d elos elementos vitales de la naturaleza”, destacó Jario Vega, ingeniero en Recursos Naturales Renovables.


Uno de los objetivos de los eventos realizados ayer, como por ejemplo una casa abierta en Ibarra, fue sensibilizar y concienciar a toda la comunidad sobre la generación de una nueva cultura de agua, modificando la actitud, los hábitos, las costumbres y la manera de aprovechar eficiente y racionalmente este recurso, según autoridades de la Secretaría del Agua.

Desde la empresa privada


Lafarge Ecuador ratificó ayer su compromiso de minimizar el uso del agua en sus operaciones y devolverla a la naturaleza en iguales o mejores condiciones en las que la han recibido.

A través de un comunicado de prensa, los directivos de la cementera aseguran que en la planta industrial se han implementado avances tecnológicos para asegurar su buen uso y aprovechamiento. Durante el proceso de producción de cemento, el agua es usada básicamente para enfriar los equipos, como agua de proceso.

La planta industrial cuenta con un circuito cerrado casi al 88%. Esto implica que el agua es reciclada internamente; y menos de un 12% se pierde. Esto significa que se limita la captación de agua de fuentes externas. (TCOD)

Organización de Naciones Unidas
Más datos

1. El agua requiere energía y la energía requiere de agua.
El agua es necesaria para producir casi todas las formas de energía. La energía es necesaria en todas las etapas de extracción de agua, el tratamiento y la distribución.


2. Los suministros son limitados y la demanda es cada vez mayor
La demanda de agua dulce y energía seguirá aumentando significativamente en las próximas décadas. Este aumento presentará grandes desafíos y los recursos de deformación en casi todas las regiones, especialmente en el desarrollo y las economías emergentes.
3. El ahorro de energía es el ahorro de agua. Ahorrar agua significa un ahorro de energía


Las opciones relativas a la oferta, la distribución, el precio, y el uso de agua y energía y los impactos entre sí.
4. El sector más pobre de la población necesita urgentemente el acceso a los servicios tanto de agua y saneamiento como de electricidad
A nivel mundial, 1,3 mil millones de personas no tienen acceso a la electricidad, 768 millones de personas carecen de acceso a fuentes mejoradas de agua potable y 2,5 mil millones de personas no tienen acceso a servicios de saneamiento. El agua y la energía tienen impactos importantes sobre el alivio de la pobreza.


5. Una mejor eficiencia en el uso del agua y la energía es tan imprescindible como son las políticas coordinadas, coherentes y concertadas


Una mejor vinculación entre los sectores de agua y energía mejorará la coordinación en materia de energía y planificación del uso del agua, dando lugar a la reducción de ineficiencias.

Quienes diseñan políticas, los planificadores y los profesionales pueden tomar medidas para superar las barreras que existen entre sus respectivos dominios. Se necesitan políticas nacionales innovadoras y pragmáticas que pueden conducir a una mayor eficiencia y una prestación de los servicios de agua y energía efectivas en cuanto a sus costos.

Translate Web

Spanish English Italian