Una casa de estilo republicano es la encargada de mantener vigente el espíritu de Pedro Moncayo, uno de los más ilustres ciudadanos de la urbe ibarreña.

Hoy, en la celebración de los 207 años de su natalicio, se recuerda al hombre que en vida combatió la política del General Flores a través del periódico Quiteño Libre, defendiendo ante todo su ideología liberal. Por ello sufrió persecuciones y destierros.

El don Pedro periodista es solo una de las facetas de su vida: fue diplomáticos, abogado, legislador, orador, publicista, historiador y filántropo (donó sus bines al Municipio de Ibarra).

Este es uno de esos hombre que pese a ya no estar vivo se mantiene vivo. Es así, que la fundación que lleva su nombre se encarga de mantener activa su imagen, como un recordatorio de la grandeza de un personaje y su influencia en la ciudad.

La casa en la que funciona la fundación se ubica en la esquina de las calles Gracía Moreno y Rocafuerte, en el centro de la ciudad. Pese al paso del tiempo en ella se conservan sus diseños originales.

Las gradas de madera nobles dan la bienvenida. Al subirlas no se puede evitar observar la figura imponente de Moncayo pintada en un mural. Ya en el segundo piso, el busto de cerámica blanca que representa al ilustre observa atento el devenir de quienes transitan por sus pasillos y salones, que son utilizados para actividades como exposiciones pictóricas, capacitaciones y actividades de vinculación con la comunidad.

Fundación

Mario García Gallegos es el presidente de la Fundación Pedro Moncayo. Lleva 10 meses en el cargo y estará en él hasta cumplir los dos años en funciones.

Cuando comienza a explicar las actividades que se organizan en el lugar y fuera de él, es inevitable que rememore un poco de la vida y trayectoria del patrono de la institución que conduce. “Él fue un personaje multifacético. Una de sus principales virtudes fue su lucha incansable por las libertades y los derechos. Fue uno de los primeros liberales del Ecuador y fue el primer periodista de combate del Ecuador”.

Mientras continúa la charla revisa sus anotaciones y recuerda que Pedro Moncayo recibió una educación completa, con rasgos clásicos. “Se graduó de abogado y luego de doctor en derecho. Se formación ética y moral también se deriva de esa instrucción. Apenas se graduó ingresó a la sociedad denominada “amigos del periódico Quiteño Libre, que tuvo grandes nombres referenciales”.

García define al pensamiento de Moncayo como “transformador”. “No deberíamos decir revolucionario, sino transformador. Las cosas tienen que recibir el impulso de un proceso para que los cambios sean permanentes. Cuando suceden las transformaciones violentas se improvisan y salen mal. Por eso, él lideraba procesos que iban de menos a más”.

Pedro Moncayo publicó una obra en Chile, denominada “Ecuador, de 1825 a 1875”. En ella recogió todos los sucesos importantes de los 50 años de la Constitución de la República. Esa fue otra de sus facetas. La publicó en sus años de exilio.

Actividades

Los proyectos de la fundación buscan perennizar el nombre de su patrono.

La cátedra de Pedro Moncayo, que es el área de difusión de la biografía, pensamiento y pensamiento de su patrono. Es decir, masificar el conocimiento del personaje en la sociedad. Para ello se genera un plan de acción para dar charlas en centros de estudio secundarios y universitarios para que la gente no se olvide de la personalidad del patrono. Según García, ese en un punto que no se ha trabajado en muchos años desde las autoridades de la ciudad y de la provincia.

A través del programa artístico y cultural buscan apoyar el accionar de grupos culturales y de los artistas particulares. Para ello se utilizan las instalaciones de la casa en la que funciona la institución sin ningún costo para su difusión.

Las capacitaciones también entran en el proyecto de la nueva directiva. El objetivo es generar conocimientos en diversos sectores sobre aspectos productivos, organizacionales…

Esas son algunas de las actividades que coordina y planifica la institución para trasladar la huella del ilustre Pedro Moncayo, que no ha dejado de trascender luego de 207 años de su natalicio.


Datos

Pedro Moncayo nació en Ibarra el 29 de junio de 1807.

Su padre fue don Tomás Moncayo y su madre María Esparza y Páez.

El parque central frente al Municipio y la Gobernación de Ibarra lleva su nombre.

En vida defendió su ideología liberal. Fue periodista, jurista, diplomático, orador… entre otras cosas.

Directiva. Mario García Gallegos es el presidente de Fundación Pedro Moncayo.