Un buggy arenero con motor de moto, una huachadora, una sierra alternativa, un levantador de motores o pluma, una roladora de lámina para realizar dobleces de tol y una bloquera forman parte de los proyectos del área de mecánica industrial del Unidad Educativa 17 de Julio. Estos prototipos serán de utilidad para los estudiantes luego de haber concluido sus estudios.


Los jóvenes colegiales próximos a graduarse presentaron ayer, en una exposición al público, sus proyectos de grado, afines a las cuatro áreas técnicas de la institución: mecánica industrial, electricidad, química e informática.


Las cocinas de inducción, que se implementarán a partir del mes de agosto por política del Gobierno, pueden ser armadas en los talleres de la Unidad. En el área de electricidad, la cocina fue uno de los proyectos.


Entre otras cosas, llamó la atención una novedosa campaña ecológica, llamada “Si me arrojas contaminas”. Esta tiene como objetivo invitar a las personas a reciclar pilas y baterías. Estas pueden ser entregadas en el colegio para que sean utilizadas con fines académicos.


La inversión para la construcción de los proyectos corrió por cuenta de los mismos estudiantes: autogestión, apoyo familiar o reciclaje de materiales. Se sirvieron de cualquier iniciativa. El valor varió desde los 50 hasta los 700 dólares, aproximadamente.


Proyecciones


Para el mes de diciembre, se tiene previsto presentar al público un carro ecológico, que funcione a base de aceite reciclado. Es decir, después de un proceso químico, limpiar el aceite utilizado para freír como combustible para el vehículo. (RPPA)