Andrea Cevallos, empezó su nuevo ciclo de trabajo como Reina de Ibarra

Sentí mucha felicidad, asombro. Me sentí muy honrada de haber sido electa como la nueva ‘soberana’ de Ibarra, sobre todo, porque tenía mucha y muy buena competencia: chicas muy inteligentes y muy bonitas, con proyectos excelentes”.


Esas fueron las primeras impresiones y sentimientos de Andrea Cevallos cuando, la noche del sábado pasado, escuchó su nombre como nueva reina de Ibarra.


Sus lágrimas de emoción y nerviosismo reflejaron el momento que vivió y ella lo describe: “principalmente sentí emoción y nerviosismo, porque la corona se ve muy bonita y es muy chévere ser la reina, pero eso conlleva mucha responsabilidad de todo lo que se me viene todo este año y en ese momento también pensé mucho en eso, en todo lo que debía empezar a hacer”.


“Es un sueño cumplido. Creo que todas las niñas soñamos con ser princesas, con ser reinas. Ahora que soy la reina de Ibarra considero que es un sueño cumplido, que empieza. Espero completar el sueño de la mejor manera, cumpliendo lo que prometí a mi ciudad y mucho más”, agrega.