REFERENCIAS. Los múltiples libros que recogen la historia de Ibarra buscan revivir a una ciudad de desarrollo y virtudes.

Una de las primeras actas de la fundación de la ciudad que data del 28 de septiembre de 1606, es la que reposa en el Archivo Histórico de  la Municipalidad. Como ese documento, existen muchos más, que serán expuestos a la población en general el próximo 19 de septiembre, dentro de la celebración de los 4011 años de fundación de Ibarra.

Un estimado de diez mil tomos y álbumes con imágenes invalorables son custodiados en el archivo histórico del cabildo. Para este año por segunda oportunidad, la comunidad podrá conocer sobre la vida de la capital imbabureña.

Exposición

El Centro Cultural el Cuartel será el lugar propicio para albergar a cerca de 20 ejemplares más reconocidos de la historia. Las páginas impregnadas de escritura, sellos de acre, firmas de las personas que fueron parte para el desarrollo de la ciudad, en la actualidad salen a relucir el origen de cómo se constituyó la ciudad de Ibarra.

Por 19 años al frente del archivo ibarreño, Don Ernesto Proaño Andrade, abrió las puertas del librero más importante de la ciudad Bolivariana, Ibarra. De acuerdo con el funcionario público inició con el escogimiento de la biblioteca más representativa del cantón, como antesala al evento de exposición.

Reliquias

Él, detalló una a una las obras que son reliquia, dijo que la principal es el acta de fundación. Envuelta en piel de borrego y con algunas ultrajas por el remoto tiempo se expone la inscripción de la jurisdicción, así mismo se consideró otra memoria del 2 de noviembre de 1829, donde se norma de Villa a Ciudad, la división de las parroquias; San Francisco, Sagrario y La Esperanza. El himno, el escudo, diarios como El Ferrocarril del Norte (1918), Acta de Decreto de Bolívar (1829), álbumes de fotografías donde se resalta el Ibarra de antes y sus personajes.

Anécdotas

Las leyendas en manuscrita y el desgaste del papel hacen referencia  al tiempo transcurrido hasta hoy. Proaño recordó anécdotas como la principal acta donde consta la fundación de Ibarra, 333 páginas, la cual se le rescató en 1978-1980, cuando la caja de madera que guardaba el documento la encuentran en el patio posterior del municipio sujetando a unos gallos desde unas sogas. Rosa Reascos y Luis Andrade Galindo, funcionarios municipales, fueron quienes ayudaron a recuperar el pergamino original.

El archivo registra un cuidado de ordenanzas, sesiones, convenios, contratos, reglamentos, resoluciones, acuerdos desde 1872. Las demás pruebas históricas se hallan bajo llave por poseer un valor social incalculable. Sin embargo las personas pueden llegar a visitar  y acceder como fin de consulta profesional.

“Lo más representativo de obras históricas nosotros vamos a exponer a los 17 años, extendemos la invitación a estudiantes, público en general a que conozcan, aprendan sobre la identidad de nuestra ciudad”, mencionó el responsable del archivo ibarreño. (APLA)

Tome nota
Algunas actas que datan de 1549 fueron transferidas al museo del Ministerio de Cultura en comodato.

Dato
El primer archivo que se abre en la ciudad fue en 1943 con la responsabilidad de Carlos Rivadeneira.