La vicecampeona Glenda Morejón Quiñónez arribó a Ibarra en medio de la algarabía de sus familiares y aficionados. Le acompañó su entrenador Geován Delgado Sánchez.

Ibarra

Luego de cumplir una agenda apretada de actividades, después de arribar el martes a territorio ecuatoriano, la vicecampeona mundial de los 10.000 metros marcha de la categoría Sub 20 compareció ante los medios, ayer, en compañía de su entrenador Geován Delgado Sánchez y sus familiares más cercanos.

En el Auditorio Monseñor Leónidas Proaño de la ciudad de Ibarra, la marchista ibarreña Glenda Estefanía Morejón Quiñónez contó su historia alrededor de este nuevo logro deportivo, en sus primeros 10 km en un Mundial y con un gran registro personal de 45 minutos 13 segundos.

Glenda Estefanía, quien en julio próximo cumplirá 18 años, participó en el Campeonato Mundial de Marcha por equipos en Taicang (China) y fue una de las sensaciones del certamen que reunió a deportistas de 35 países, que buscaban la gloria en las distancias de 10, 20 y 50 km.

El entrenador habló de la carrera

Estaba previsto que Glenda se ubique entre las cinco primeras, y si podía ganar una medalla, mucho mejor, según refirió Geován Delgado Sánchez.

“Lo más importante era que estuviera dentro de la élite, que no desentonara con lo que hizo en Kenia, en el Mundial Sub 18, donde ganó el oro”, dijo.

“Hay que tomar en cuenta que a un Mundial va lo mejor del planeta. De las que subieron al podio en Kenia solo Glenda volvió a ganar una medalla. Eso nos deja una gran satisfacción, ya que en China incluso se peleó hasta el final por la medalla de oro con la mexicana (Alegna González). Nos faltó un poco, pero se cumplió con la planificación”, añadió.

“El problema se dio en el último kilómetro y medio. Glenda se fue con la japonesa (Nanako Fujii, que obtuvo el bronce) y se desgastó. De atrás vino la mexicana y la energía le alcanzó para rematar. Además, ella tiene más experiencia en esta categoría. Mientras Glenda recién participó por primera vez en un Mundial en los 10 km. Tiene futuro”, dijo.

“Era de haber rematado antes, cuando faltaban unos 4 km, para sacar más ventaja. En la parte final, cuando pasó a la japonesa, pensé que ganábamos el oro, pero la mexicana la alcanzó y ya no hubo tiempo”, reflexionó.

“En esta Copa del Mundo se pudo haber puesto un mejor tiempo, pero las tres primeras vueltas (cada una de 2 km) no fueron tan rápidas. Glenda mejoró tras el Sudamericano y eso gratifica”, dijo Delgado.
 

Translate Web

Spanish English Italian