Martes, Julio 29, 2014
   
Text Size
Inicia 23 mayo 2014

Juicios alimenticios a la orden del día

AddThis Social Bookmark Button

ImageEran las 15h00, el día es lo de menos, porque el dolor hasta hizo que se perdiera la noción del tiempo. En ese momento, una mujer de 35 años de edad, madre soltera de dos hijos, prácticamente mendigaba unos cuantos dólares en el Juzgado de la Niñez y la Adolescencia.

Aquella mujer, que no quiso identificarse, dijo que el padre de sus hijos aún no cancelaba la pensión de octubre y que todos los meses es la misma historia, pues "para engendrarlos no tuvo objeción, pero ahora para asumir la responsabilidad tengo que rogarle", dijo.

Esta es sólo una de las decenas de historias que viven madres solteras o divorciadas que pese que se dice que un hijo es de dos (padre y madre) muchas mujeres luchan solas para que los menores tengan un plato de comida sobre la mesa.

Sin embargo, el mendigar una pensión no es el único problema pues cuando llega la mensualidad, algunas madres se encuentran con 30 dólares.

 

Según el Juzgado de la Niñez y Adolescencia de Ibarra, la cifra de la pensión alimentaria oscila entre los 30 y 500 dólares y todo depende de la capacidad del padre y las necesidades del menor, pues como dijo Edgar Chiluiza, juez en esta materia, no se puede exigir el mismo monto a un jornalero y a un empresario, porque las circunstancias económicas son distintas.

Aún así, las madres y mujeres defensoras de los Derechos de la Niñez y Adolescencia creen que es momento de reformar la Ley de Alimentos, porque un niño no puede vivir con 30 dólares mensuales.

Para esto, Silvia Salgado, diputada por Imbabura y presidenta de la Comisión de la Mujer y la Familia del Congreso Nacional, junto a 34 mujeres, armaron un proyecto de Ley en el que se propone el incremento de la pensión.

También se plantea otra estrategia de exigibilidad del pago de pensiones puntuales.

Solución al problema

La legisladora dejó en claro que la intención es que la Ley sea un solución al problema y no ahondarlo, pues si la Ley no es ágil y se presta para interpretaciones no se llegará a nada, por lo que se plantea un marco jurídico claro y fácil de aplicar.

De lo contrario, se continuará con el panorama actual, en el que las cárceles también albergan a personas por juicios de alimentos como si fuesen delincuentes, cuando esa no es la figura jurídica. Los impuntuales solicitan Hábeas Corpus, si amerita el caso, y salen libres sin problemas y sin pagar.

Aún así, es un proyecto de Ley que si no es tratado por el Congreso deberá ser asumido por la Asamblea Constituyente.

ANALISIS

Sandra Yépez, doctora en jurisprudencia y comisaria de la Mujer y la Familia.
No existe responsabilidad

Si bien es cierto, existe una ley que norma el cumplimiento y derecho de la protección de la niñez y adolescencia, el pago de una pensión o apoyo moral y económico de un padre con su hijo debería ser espontáneo y responsable.

Se piensa que el juicio de alimentos es un capricho de la mujer para perjudicar al hombre, cuando en realidad se exige un derecho del menor.

También se registran casos en los que las mujeres por orgullo, prefieren asumir toda la responsabilidad y es injusto.

La responsabilidad de un progenitor con su hijo es cuestión de cultura, porque un padre responsable educada a un hijo responsable.

Traducir este Sitio

Spanish English French German Italian Portuguese Russian

Buscar en este sitio

Anuncios

Servicio RSS

Suscríbase
Noticias deportivas de Ibarra - Ecuador
Noticias locales de Ibarra - Ecuador

Se prohíbe la copia parcial o total del contenido de este sitio web, para fines comerciales. Algunas marcas e ilustraciones son propiedad de los clientes de Ibarraestodo.com y son usados aquí con permiso.

Todos los Derechos Reservados. Inforsoft 2005-2013