Locales

La primera parte de la muestra está en el hall del edificio central del recinto universitario. Una estructura de metal recibe a los visitantes en la entrada del local. Su estructura metálica está armada con una intencionalidad: representa a una mujer o eso parece.

Las varas metálicas de su base son de color celeste y fueron construidas en una cuidadosa, aunque no simétrica, forma triangular, que se asemeja a la de una falda larga. Con ella se fusiona una estructura blanca con los brazos estirados y en el centro un candelabro color negro, como destacando la candidez de la feminidad. Una máscara de yeso con coloridos adornos es el rostro y termina con un encopetado enjambre de latas sobre la cabeza, a manera de adorno. Es una mujer.

Los estudiantes de primero, segundo y tercer semestres de la carrera de Artes Plásticas de la Facultad de Educación, Ciencia y Tecnología de la Universidad Técnica del Norte (UTN) exponen una muestra pictórica y de escultura denominada Espejos Creativos “Conversiones”. Este es el segundo año consecutivo.

Tras la llamativa escultura de la entrada otro artefacto cuelga del techo y espera ahí como jugando con la memoria. Una vara metálica en forma de círculo no cerrado sostiene en el aire cintas de colores verde, celeste, blanco y negro. Al final de cada una asoma una pluma o una fotografía trabajada en blanco y negro. Atrapa la memoria. Un arreglo floral en el piso la completa.

En ese mismo se exponen nueve pinturas que mezclan el paisajismo con lo abstracto. El color que predomina es el azul, el rojo, el blanco y el amarillo. Todos en diferentes tonalidades.
Los rostros son los protagonistas. Aparecen fundidos con elementos de la naturaleza o no definidos que buscan exteriorizar a cada uno de los artistas.

Washington Maldonado, uno de los estudiantes expositores, cuenta que su obra fue inspirada en el ser místico de su interior. “Arme esta representación mediante los colores. No tiene una forma específica y eso era lo que yo quería. Quiero que la gente lo vea y se identifique e interprete lo que es”.

En el hall del FECYT se expone la otra parte de la obra. Un sinnúmero de cuadros y técnicas se mezclan en el espacio.

A la entrada, las esculturas dan de nuevo la bienvenida. En los costados otros paisajes, rostros, colores. En el fondo, los dibujos a carboncillo.
En ese lugar se mezclan la técnica mixta con la pintura en acuarela; la técnica mixta experimental, la claro oscuro, el carboncillo, el pastel, el acrílico…
La jornada estuvo acompañada por números artísticos y baile.

La muestra artística es una propuesta académica que busca reflejar la creatividad, el dinamismo y la espontaneidad de nuestros los estudiantes y estará expuesta en las instalaciones de la UTN hasta mañana.

Más expresiones


Afuera del hall, otro grupo de estudiantes, con poca ropa, pintaba su cuerpo y en una papel sobre el piso. Otras cuatro posaban junto a los árboles, también con marcas de pintura sobre su cuerpo… Fue toda una jornada de expresión artística.

El ingenio para no tiene límites. Ayer, en Céntrica, ocho ibarreños de entre 8 y 18 años, impresionaron con su destreza y habilidad para construir prototipos electrónicos utilizando legos como principal material.


Así como los jugadores de fútbol necesitan precisión para meter goles, Israel Piguave y Francisco Estévez, diseñaron un robot que, a través de sensores inteligentes, dispare pelotas hacia un arco en 180 grados. Estos jóvenes creen que la robótica es el futuro para el desarrollo y por eso se empeñan en aplicarla.


Este prototipo elaborado con legos, recrea la pasión por el fútbol de ambos estudiantes del Instituto Tecnológico Superior Ibarra y de la Unidad Educativa Pensionado Atahualpa, respectivamente. Toda una mañana fue necesaria para que diseñen el programa que se instalaría después en el cerebro del robot y para armar las piezas. Una vez finalizado el proyecto, a través de una baliza o guía, controlan el movimiento y la dirección para disparar varias pelotas de color rojo.


Si el robot está en línea recta, avanza, pero si está en una posición de cero a 180 grados gira hacia la derecha o izquierda. En un futuro, este arquetipo podría usarse para manejar los carros en los supermercados, sin tener que operarlos manualmente.


Edison Palma elaboró un sensor de visión. Tiene la forma de una araña electrónica y se moviliza con el movimiento de la mano, e incluso, cuando la persona aplaude, tiene una pantalla en la que indica su estado de ánimo. Para este joven de 15 años, fabricar robots visibiliza su pasión en esta área: “Espero construir robots que jueguen fútbol.” El programa que comanda este prototipo podría servir también para manejar artefactos del hogar, como aspiradoras y así simplificar más la vida de los seres humanos.


Futuro en la robótica

“La imaginación no tiene límites” dijo Diego Fuerez. Él, junto a dos compañeras del centro de desarrollo tecnológico Wikem, fabricó un brazo mecánico. Este robot es capaz de distinguir los siguientes colores: negro, rojo, blanco, amarillo, verde, azul y violeta. Durante cinco horas, los jóvenes construyeron con legos el robot e instalaron dos motores: el programador y el selector de colores.


Desde una computadora portátil manejaron el brazo mecánico que transportó cajas negras o rojas. Este sistema puede ser implementando en las grandes fábricas como un complemento para trasladar productos, como pesas, a grandes escalas y con mayor velocidad, reduciendo tiempos en operatividad.


Este y otros proyectos diseñados por ibarreños son el antecedente para afirmar que la creatividad e imaginación no tiene límites al momento de inventar robots, que, en un futuro no muy lejano, aportarán al desarrollo de los seres humanos.


Intercolegial de Robótica

Según Andrés de la Cadena, gerente del centro de desarrollo tecnológico Wikem, están en acercamientos con el Municipio de Ibarra para firmar un convenio, con el fin de organizar por primera vez un concurso intercolegial de robótica, que, tentativamente se organizaría para septiembre de este año, por las fiestas de fundación de Ibarra.

Frases


“La robótica nos lleva a desarrollar nuestra imaginación”.
Francisco Estévez, estudiante del Pensionado Atahualpa

“Crear robots con legos es usar el ingenio de la mente”.
Diego Fuerez, estudiante de Academia San Diego

“Con la robótica y electrónica podemos jugar con la imaginación”.
Ginger Escobar, estudiante de Academia San Diego

El 25 de junio de 1824 Imbabura se constituyó en provincia, los primeros habitantes fueron los pueblos indígenas. Con el pasar de los tiempos cohabitan actualmente con pueblos afrodescendientes y mestizos, convirtiéndola así en uno de los territorios que evidencia la plurinacionalidad e interculturalidad viva de todo el territorio ecuatoriano.

Su gente trabajadora, su riqueza histórica y cultural, los recursos turísticos… hacen de Imbabura un importante motor del desarrollo económico y social de la región norte del Ecuador.


Junio es también el mes propicio para recuperar y ser partícipes de las fiestas del Inti Raymi, como un patrimonio cultural intangible de la humanidad.

La sesión solemne en conmemoración de los 190 años de provincialización tendrá lugar en el Teatro Gran Colombia, ubicado en las calles García Moreno y Antonio José de Sucre, en el centro de la capital provincial, Ibarra.

La ceremonia será a las 10:00 y contará con la presencia de las principales autoridades de la provincia. Entre ellas, el prefecto Pablo Jurado y la viceprefecta María Gabriela Jaramillo.

Fiestas

Las celebraciones en honor a la provincia arrancaron el pasado 17 de junio con el festival “Vive la cultura, Imbabura”, en el coliseo de Antonio Ante. Ese festival recorrió también Ibarra, Otavalo, Cotacachi, Pimampiro y terminó ayer en Urcuquí.

Las celebraciones se extenderán hasta el próximo sábado (28 de junio) con el Enduro Cross, que tendrá lugar en San Antonio.

Una casa de estilo republicano es la encargada de mantener vigente el espíritu de Pedro Moncayo, uno de los más ilustres ciudadanos de la urbe ibarreña.

Hoy, en la celebración de los 207 años de su natalicio, se recuerda al hombre que en vida combatió la política del General Flores a través del periódico Quiteño Libre, defendiendo ante todo su ideología liberal. Por ello sufrió persecuciones y destierros.

El don Pedro periodista es solo una de las facetas de su vida: fue diplomáticos, abogado, legislador, orador, publicista, historiador y filántropo (donó sus bines al Municipio de Ibarra).

Este es uno de esos hombre que pese a ya no estar vivo se mantiene vivo. Es así, que la fundación que lleva su nombre se encarga de mantener activa su imagen, como un recordatorio de la grandeza de un personaje y su influencia en la ciudad.

La casa en la que funciona la fundación se ubica en la esquina de las calles Gracía Moreno y Rocafuerte, en el centro de la ciudad. Pese al paso del tiempo en ella se conservan sus diseños originales.

Las gradas de madera nobles dan la bienvenida. Al subirlas no se puede evitar observar la figura imponente de Moncayo pintada en un mural. Ya en el segundo piso, el busto de cerámica blanca que representa al ilustre observa atento el devenir de quienes transitan por sus pasillos y salones, que son utilizados para actividades como exposiciones pictóricas, capacitaciones y actividades de vinculación con la comunidad.

Fundación

Mario García Gallegos es el presidente de la Fundación Pedro Moncayo. Lleva 10 meses en el cargo y estará en él hasta cumplir los dos años en funciones.

Cuando comienza a explicar las actividades que se organizan en el lugar y fuera de él, es inevitable que rememore un poco de la vida y trayectoria del patrono de la institución que conduce. “Él fue un personaje multifacético. Una de sus principales virtudes fue su lucha incansable por las libertades y los derechos. Fue uno de los primeros liberales del Ecuador y fue el primer periodista de combate del Ecuador”.

Mientras continúa la charla revisa sus anotaciones y recuerda que Pedro Moncayo recibió una educación completa, con rasgos clásicos. “Se graduó de abogado y luego de doctor en derecho. Se formación ética y moral también se deriva de esa instrucción. Apenas se graduó ingresó a la sociedad denominada “amigos del periódico Quiteño Libre, que tuvo grandes nombres referenciales”.

García define al pensamiento de Moncayo como “transformador”. “No deberíamos decir revolucionario, sino transformador. Las cosas tienen que recibir el impulso de un proceso para que los cambios sean permanentes. Cuando suceden las transformaciones violentas se improvisan y salen mal. Por eso, él lideraba procesos que iban de menos a más”.

Pedro Moncayo publicó una obra en Chile, denominada “Ecuador, de 1825 a 1875”. En ella recogió todos los sucesos importantes de los 50 años de la Constitución de la República. Esa fue otra de sus facetas. La publicó en sus años de exilio.

Actividades

Los proyectos de la fundación buscan perennizar el nombre de su patrono.

La cátedra de Pedro Moncayo, que es el área de difusión de la biografía, pensamiento y pensamiento de su patrono. Es decir, masificar el conocimiento del personaje en la sociedad. Para ello se genera un plan de acción para dar charlas en centros de estudio secundarios y universitarios para que la gente no se olvide de la personalidad del patrono. Según García, ese en un punto que no se ha trabajado en muchos años desde las autoridades de la ciudad y de la provincia.

A través del programa artístico y cultural buscan apoyar el accionar de grupos culturales y de los artistas particulares. Para ello se utilizan las instalaciones de la casa en la que funciona la institución sin ningún costo para su difusión.

Las capacitaciones también entran en el proyecto de la nueva directiva. El objetivo es generar conocimientos en diversos sectores sobre aspectos productivos, organizacionales…

Esas son algunas de las actividades que coordina y planifica la institución para trasladar la huella del ilustre Pedro Moncayo, que no ha dejado de trascender luego de 207 años de su natalicio.


Datos

Pedro Moncayo nació en Ibarra el 29 de junio de 1807.

Su padre fue don Tomás Moncayo y su madre María Esparza y Páez.

El parque central frente al Municipio y la Gobernación de Ibarra lleva su nombre.

En vida defendió su ideología liberal. Fue periodista, jurista, diplomático, orador… entre otras cosas.

Directiva. Mario García Gallegos es el presidente de Fundación Pedro Moncayo.

Las fiestas del Inti Raymi también se viven en la capital de la provincia. Ayer en la noche se realizaron las zapateadas por las calles para continuar con la tradicional concentración en la avenida Atahualpa.

Aunque muchas veces, las zapateadas en Ibarra no solo forman parte del Inti Raymi, sino también de la celebración de las fiestas de San Juan, el folclore, la alegría, la música, el baile, la comida… son la tónica de las jornadas en las que participan centenares de indígenas, mestizos, negros e incluso extranjeros.

Luciendo sus trajes típicos, zamarros, alpargatas, poncho, camisas bordadas, y en algunas ocasiones máscaras de varios colores, zapatean y danzan mujeres y hombres de todas las edades bajo el ritmo de flautas, guitarras, quenas, tambores y zampoñas que entonan música típica.

Una gran cantidad de ibarreños e ibarreñas se dan cita a la avenida Atahualpa para recorrer de arriba a bajo el sector danzando junto a los grupos, que de casa en casa visitan a los priostes, quienes los reciben con alimento y bebida.

Andrés Dueñas, ibarreño de nacimiento, comenta que cada año acude a las zapateadas porque es una manera de rescatar la cultura milenaria de los incas, y celebrar a San Juan. “Aquí las zapateadas no solo son parte de la fiesta indígena del Inti Raymi, sino que se venera a un santo, depende mucho de la cultura de cada sector. Lo importante es compartir entre comunidades, barrios y familias”.

Pero la cita no solo es para quienes zapatean a ritmo de la música. La actividad comercial también es fundamental en esta fiesta. Desde muy temprano las vendedoras de los tradicionales hervidos ocupan su lugar, pues la bebida es parta de la cultura, comenta Juan Ayala, morador de la avenida Atahualpa. “Durante muchos años, los hervidos forman parte de la congregación, las vendedoras ocupan las veredas y la gente para calentar la noche se toma unas cuantas copas”.

Para este año, los diferentes eventos que se realizan en conmemoración del Inti Raymi en Ibarra, son coordinadas por el Municipio, a través de la dirección de Educación, Cultura y Deportes. Según la institución, estas acciones se realizan con el objetivo de revalorizar y fortalecer la unidad de los pueblos bajo los principios de interculturalidad. (VMWF)


Dato.

Según la programación de la municipalidad, las actividades se extenderán hasta el 23 de agosto.


Inti Raymi o San Juanes

Estas ceremonias milenarias, la iglesia católica hizo coincidir con el calendario Gregoriano, para remplazar el Inti Raymi del 24 de junio, por San Juan, los días 29 y 30 de junio, por San Pedro y San Pablo, y el 1ro de julio, por Santa Lucía. A diferencia de esto, el Inti Raymi agradece a la Pacha Mama y al sol por las cosechas, pero esta ceremonia no tienen nada que ver con los santos, sino mas bien es la expresión espiritual, donde los pueblos muestran sus tradiciones.

Translate Web

Spanish English Italian