Locales

Batería, arpa, contrabajo, saxofón, flauta, piano, bongó, un colgador con forma de guitarra… Las gradas están decoradas con siluetas de notas musicales, teclas de instrumento y hasta un perfil del teclado de un piano. Es la casa de un músico.

Fernando Báez abre la puerta de su casa, saluda muy cordial, ingresa a su sala y se sienta. Está vestido completamente de color negro, es el que prefiere incluso en sus presentaciones, aunque comenta que no es el único. “Me gusta visitar tiendas góticas para ponerle un poco de suspenso o misticismo a las presentaciones”, comenta.

Como fondo musical se escucha un disco de jazz mientras empieza la conversación. Lo más actual es lo primero que menciona el pianista ibarreño de reconocida trayectoria nacional e internacional.

El viernes, a las 16:30, en el Teatro Imbabura de la Casa de la Cultura, será su presentación, una de las últimas de este año. El show será de tango, una de las grandes pasiones del artista. “El viernes vamos a ver el tango en su máxima expresión, tango hecho en Ibarra. Ronald Mosquera, ‘Coco’ Almeida, Sandra Albuja y Julio Miguel Andrade serán las voces. Nos acompañará un violinista de la Sinfónica Nacional. Un contrabajista que es profesor del Conservatorio, y otros profesores del Conservatorio se harán cargo del piano el momento en que yo pase al bandoneón. También parejas de baile, una de ellas estuvo presente en el Campeonato Mundial de Tango del año anterior en Argentina. Tenemos gente con calidad, profesionales de la música”.

Justamente el género escogido para la presentación es uno de los que más apasiona a Báez. La charla sigue y gira en torno al tema.

Su romance con el tango

“Cantar bailar o tocar el tango es una especialidad. Muchas veces hay gente que dice que el tango le da pereza, le pone triste o le despecha. A veces, esas personas se refieren a este género como nació: con una guitarra y un cantante. Obviamente ese tango es pesado para comprender y sus letras son muy crudas: dicen que el tango es macho, es brusco y nació en los arrabales. Después evoluciona y esa es la razón por la que el tango no es tan comprendido, sobre todo, musicalmente requiere de mucha armonía con las disonancias, así como el jazz: si no hay disonancias, tampoco hay jazz”.

Báez cierra su comentario sobre este género originario de la capital argentina, Buenos Aires, lanzando una mirada al reproductor de música en el que sigue sonando el disco de jazz de una banda del país Vasco.

Para llegar a este encuentro con el tango, la vida artística del pianista se inició muy temprano, según cuenta, a la edad de cinco años.
“El órgano fue mi primer ‘amor’. Mientras mis primos jugaban, yo prefería jugar con el órgano. Una tía política, Lucita, fue la que comenzó a enseñarme y luego mis padres se dieron cuenta de que me gustaba y comenzó todo. Ese órgano fue mi primer encuentro musical. Más tarde ya tuve los profesores particulares y más adelante cumplí el sueño de estudiar en el exterior”

Durante su tiempo como estudiante de música se enfocó más en lo clásico y ese, en un principio, era su sueño. Más tarde atravesó una época ‘rockera’ y pensó dedicarse a ese estilo. Sin embargo, poco tiempo después llegaría el new age y ahora se define como un músico de esa tendencia. Sin embargo, estudia de todo y entona de todo. Esto tiene una razón. “Cuando uno está en este negocio, cuando quiere vivir bien de la música, debes aprende a captar y procesar todo, porque si me hubiera quedado en ser el pianista clásico o new age, seguiría esperando que alguien me diga ven a tocar. Imparto clases, tengo mi estudio, hago arreglos, grabo discos y estoy explorando géneros que nos parecen distantes. Tengo composiciones de jazz, música clásica, música ecuatoriana, himnos…”.

En ese camino de descubrimiento llegó el tango como una curiosidad que buscaba identificar el sonido original del género que ahora lo apasiona.

“Comencé a entender mejor la música de todo tipo, empezando por la ecuatoriana, porque si en algún momento me dicen que prepare una revista o concierto yo no puedo cerrarme a decir que soy new age o clásico, porque con eso, incluso, a uno le comienzan a cotizar más. Luego viene el enamoramiento de esas músicas latinoamericana o las chinas, las árabes y por ahí también el tango (…). Como artistas estamos obligados a tener un repertorio amplio para llegar a más personas. Hace algunos años tocaba un tango y me daba cuenta de que no era tan tango, que estaba, de alguna manera, ecuatorianizado”.

La razón de ese sonido era el bandoneón. “Ese instrumento es la ‘voz’ de este género. Es como la guitarra eléctrica con distorsión en una banda de rock: sin ella no hay rock (…). Comencé a buscar el bandoneón y en ese tiempo, en 2008, fui becado por el Club Rotario de Chicago y fui a Argentina. Ahí cumplí el sueño de comprar mi bandoneón. Lo había tenido en mis manos, pero es tan ‘ilógica’ de alguna manera, la distribución de botones que si preguntaba dónde está la escala o qué hago, allá nadie ‘suelta el secreto’, por decirlo así”.

Pero no fue tan sencillo su aprendizaje. Las noches se convirtieron en su mejor aliado para practicar. “Como no puedes ver las notas que entonas, es como tocar a ciegas. En las noches practiqué a oscuras hasta que salió la primera canción. Luego los acoplamos a los amigos con los que hacemos tango y ahora incorporando a bajistas y contrabajista, como debe ser un tango. Actualmente no existe un grupo de tango que tenga un bandoneón. Tiene que venir un bandeonomista de Argentina o de otro lado para completar los grupos. Eso también nos ha abierto puertas”.

Desde el punto de vista musical, Báez dice que lo que más le ha impresionado del género es su complejidad, su riqueza musical, su versatilidad, su técnica. “Ahí uno comprende que hay que llegar a estudiarlo para entender y, sobre todo esta música y su instrumento principal, que es el que nos ‘golpea’. El tango me apasiona, me da estados de ánimo: puedo llorar a veces, o simplemente imaginar cómo en ese tiempo las orquestas eran una sana competencia en Buenos Aires, como era ese ambiente en que compartían dos o tres bandas en un mismo sector, en la década de 1940. Cómo evoluciona y cómo esos migrantes llegaron a fusionar tantas cosas. Pensar en historias y comprender ese dolor y cómo hombres y mujeres eran traicionados, cómo lo llevaban”.

La conversación llega a su fin, no sin antes ver al músico con su instrumento favorito, o uno de ellos: el bandoneón. Lo saca sutilmente, de alguna manera lo acaricia y lo entona. Es verdad, su sonido traslada, lleva a otra época, es algo no tan común y es parte de su diario vivir.

No es el único instrumento que toca. Mientras lo entona comenta que en sus presentaciones, al menos se ha presentado con 14 diferentes, pero eso será parte de otra historia. (RE)

Dato

El evento será el viernes a las 16:30 en el Teatro Imbabura de la Casa de la Cultura Núcleo Imbabura

La entrada es gratuita
 

Cifra

5 discos ha grabado Báez en su trayectoria musical: tres originales y dos cobres.
 

FRASE

“Soñaba en ser famoso y comprendí que era un camino largo de mucho esfuerzo y bastante estudio. Sigo en el camino”.

EXPRESIÓN. La muestra técnico-práctica al danzar genera movimientos más libres en lo contemporáneo. En la gráfica, los artistas Javier y Kimberly con los ensayos de la obra.

La agrupación “Cero Latitud”, conformada por el ecuatoriano Javier Pérez y la mexicana Kimberly Medina, será la que muestren la danza contemporánea con la obra denominada “Esos ojos”, que reúne varias temáticas dentro de la sociedad y se entrelaza los sentimientos de cada persona.


El toque teatral lo impulsa Kimberly, con la dirección de Javier. El proyecto TAXI, que abarca las artes escénicas en el extranjero se muestra en este año a nivel nacional. El representante ecuatoriano, por aproximadamente cinco años recorrió la México, experimentado lo que a él le gusta: la danza y el arte contemporáneo.


A través de ese aprendizaje, y, en esta ocasión, con el apoyo de la Comisión Nacional de la Cultura y las Artes del país centroamericano, la Embajada de Ecuador en México, en entre otras instituciones, se fusiona la Danza Viral Colectivo Escénico, donde Medina es la directora administrativa y Cero Latitud participa por parte de Ecuador.


La obra es una adaptación del texto dramático de la ‘Edad de la Ciruela’, del dramaturgo argentino, nacionalizado ecuatoriano, Arístides Vargas. “Es un referente en el teatro que ha sido interpretado en muchas ocasiones por artistas de renombre, como Rosana Iturralde”, dijo el bailarín Javier Pérez.


Por su parte, la pareja de baile del actor nacional, Kimberly, destacó que el montaje de la danza que se verá esta noche conjuga la nostalgia, los recuerdos, el convivir de las relaciones diarias de las personas. “El trabajo de arte representa muchas cosas, depende de la imaginación del espectador, lo que él sienta durante el ensayo”, acotó la artista.


Es la primera ocasión en que se presentará la obra en la capital imbabureña, posteriormente la danza, que durará aproximadamente 40 minutos, se trasladará a Brasil y otros países latinoamericanos. El plan teatral escénico forma parte de un proceso de investigación que Medina efectúa dentro de su formación profesional.

La cultura y costumbres ecuatorianas son mostradas a ella para que masifique la identidad nacional en su país por intermedio de la coreografía. (APLA)


Función local


En el marco del encuentro de la danza contemporánea con el público, Paola Cabrera, coordinadora de la sala de artes escénicas ‘La Caja’, y bailarina de la agrupación ibarreña Pukañan, destacó también la actuación de artistas locales en una obra denominada “La cereza del pastel”, como preestreno. El representativo cultural local, durante el presente año, lleva cuatro presentaciones oficiales con distintas agrupaciones. Esta vez, el nuevo género que se proyecta es la mezcla de lo antiguo con lo moderno.


Dato


La función se presenta hoy a partir de las 19:30. Tiene un costo de 2.50 dólares el ingreso.


Tome nota


El proyecto ‘Taxi’ trabaja en el Ecuador con dos colectivos asentados en Azuay.

Cambios. Trabajadores empacan los libros para trasladarlos

La biblioteca municipal Pedro Moncayo, que lleva el nombre del principal gestor de este espacio para la lectura e investigación, se cambia de casa temporalmente.


En cajas de cartón, de a poco se van acomodando los 3.500 libros que serán llevados hasta la casa comunal de Pilanquí del IESS, tras el centro comercial Laguna Mall, en donde funcionará la biblioteca municipal, hasta que pueda regresar a un nuevo espacio en el centro histórico de la ciudad.


Con la ayuda de varios empleados municipales, quienes se cubren el rostro con sus camisetas o con mascarillas para evitar respirar el polvo que sale de los libros guardados, empacan textos de historia, ciencias naturales, geografía y por supuesto algebras de Baldor y Mancil, que son algunos de los libros más solicitados, según comenta Galo Benavides, quien desde hace 14 años es el encargado de la biblioteca, que en su inventario tiene un total de 23.500 libros, de los cuales 20 mil están guardados por falta de espacio, y muchos son versiones desactualizadas.


Además cuentan con un fondo bibliográfico de 12 mil libros en formato digital y una hemeroteca de los principales diarios regionales y nacionales desde el año 2006. Sumado a esto se ofrece servicio de Internet.


Traslado


Shofre Vallejo, coordinador del Departamento de Educación del Municipio, explica que se hizo un plan de emergencia coordinado conjuntamente con el director administrativo, para trasladar a otro sitio este centro de consultas bibliográficas, con la intención de dar la atención necesaria al público.


Considerando el elevado costo de los arriendos, se pidió ayuda a los directivos de la casa comunal de Pilanquí del IESS, que brinda las facilidades necesarias para que funcione la biblioteca y se llegó a un compromiso en el tema económico, que es una ayuda simbólica de 250 dólares, que servirá para el mantenimiento y pago de servicios básicos. “Se hará una campaña para informar e invitar a las personas que hacen uso de estas instalaciones”, señaló Vallejo. Esto mientras se da la rehabilitación de la manzana patrimonial, obra que ejecuta el Ministerio de Cultura y Patrimonio, con una inversión de 4 millones 766 mil dólares.


Anécdotas


“Por lo menos una vez en la vida todo ibarreño ha buscado un texto en la biblioteca municipal, una consulta para la escuela, colegio e incluso universidad”, comenta con nostalgia José Aguirre, mientras describe el proceso que debía hacer para pedir un libro a Mercedes Clavijo, a quien con cariño siempre conocieron como ‘Michita’, una funcionaria que por muchos años se dedicó al cuidado de los libros.


Pese a la digitalización de los textos, los libros continúan siendo una importante fuente de consulta. “No es lo mismo tener un libro en tus manos, sentir su textura y olor, a tener que leer en una pantalla”, opina Andrea Castro, quien a la vez discrepa con su idea ecologista de ‘menos papel, más árboles’. Sin embargo, las visitas por las diferentes bibliotecas de la ciudad son parte de su rutina como estudiante.


Historia


La noble labor del ibarreño periodista, historiador, diputado, político y filántropo, Pedro Moncayo, dejó un legado para la educación en la ciudad.


“Cristóbal Tobar Subía refiere que el 8 de noviembre de 1866, el Dr. Pedro Moncayo envió una misiva al presidente del Consejo de Ibarra, anunciándole el propósito de fundar una biblioteca municipal, con mil volúmenes de su propiedad.

Así se trajo los libros de Valparaiso” manifiesta, Juan Carlos Morales, historiador, pese a no tener documentos probatorios de esa información, debido a que se perdió en el terremoto de 1868; apenas dos años después de que enviaron los libros. Pero todavía se conservan muchos de los textos, de los cuales la mayoría están en francés, porque era habitual como lenguaje de las ideas.


Para el cuidado de estos libros se pedirá que el Archivo Municipal se encargue de guardarlos, según se informó desde el departamento de educación de la municipalidad. (HOKC)



Gobernación cambia de sitio


Las oficinas de la Gobernación de Imbabura también se reubicarán hasta que se termine el proyecto de la Regeneración de la Manzana Patrimonial, obra que hasta el momento tiene un 40% de avance, según datos de la Dirección de Obras Públicas del Municipio. “Esperamos hacer el procedimiento legal para trasladarnos hasta el edificio donde antes funcionaba el Registro Civil”, comenta Diego García, prefecto de la provincia.


Para ello se ha tenido reuniones con funcionarios del Banco Central e Inmobiliar, con la intención de definir el lugar adecuado que garantice la seguridad de los trabajadores, considerando que donde se encuentran actualmente el techo se cayó, debido al mal estado de las instalaciones.



TOMENOTA


La Biblioteca que cuenta con textos digitales y tangibles atenderá en los mismos horarios que tenía en el centro de la ciudad.


CIFRA


5.000 dólares se destina exclusivamente para adquirir libros, como parte de la asignación presupuestaria de cada año.

 Festival.- 35 países estarán dentro del encuentro cinematográfico. Del 17 de octubre al 20 de noviembre, Ibarra, Cotacachi, Pimampiro, Urcuquí, Antonio Ante, en Imbabura; y en La Paz, Bolívar, Espejo y Mira, en el Carchi; serán sedes de la séptima edición del festival de cine “La Imagen de los Pueblos”. Este evento es organizado por el colectivo Mingasocial Comunicaciones.

Este encuentro reunirá alrededor de 130 producciones de países como Ecuador, Argentina, Brasil, Colombia, Canadá, Chile, Estados Unidos… además de otros de África, Asia y Europa.


Durante la exhibición de cine documentales, largometrajes y cortos, como “Casitas”, de España; “la pequeña vendedora de fósforos”, de Brasil; “Niños de Leña”, de Ecuador; “Chirino”, de Venezuela; serán presentados hoy durante la inauguración del evento, en el Teatro Gran Colombia a las 19:00, con entrada libre durante los días del festival en ambas provincias.


Amanda Trujillo, del colectivo organizador, comentó que el objetivo fundamental del festival es dar a conocer los trabajos audiovisuales independientes de la región, de realizadores que no están dentro del circuito comercial. “Queremos consolidar el evento en escuelas, colegios, universidades e instituciones afines para posicionarlo en la región norte del país”.


Géneros y temáticas


Los aficionados del cine alternativo e independiente podrán disfrutar de las producciones provenientes de aproximadamente 35 países en los géneros de documentales, ficción, animación, video arte y experimental. Las temáticas, según Trujillo, se concentran de acuerdo a la coyuntura del país de origen. “Tenemos películas que hablan sobre la crisis económica en España, ecología y turismo en África, niñez, educación, familia, la mujer, el arte… entre otros”.


En cuanto a las producciones cercanas a Ecuador, como las de Colombia, presentarán películas referentes a los pueblos indígenas y sobre el conflicto armado, como el film “Normalidad”, producida por el cineasta Hugo Quintero, quien confirmará, en los próximos días, su presencia en el festival.


Exhibición ecuatoriana


Nueve películas ecuatorianas serán presentadas durante el festival. Los títulos que podrán disfrutarse son “¡A un dólar!”, la otavaleña “Yachak”, “Ecuador con los ojos cerrados”, “Chotas, cuentos del valle”; el documental “las parteras de Loreto”, “Niños de leña”, “Historias cotidianas: Dayana”, Historias cotidianas: Leide” y “Libertad”, las mismas que hablan sobre diferentes temáticas como pobreza, embarazo en adolescentes y sobre el pueblo afroecuatoriano del Valle del Chota.


Apoyo el cine


Según Trujillo, todavía no existe ayuda para el desarrollo del cine ecuatoriano, especialmente de instituciones públicas, como los gobiernos locales, parroquiales o municipales. “No existe todavía la comprensión de que el cine es muy importante para la comunidad, debido a que esta actividad poner en escena algunos debates. Hemos golpeado puertas pero no ha habido un aporte real”.


A su vez expresó que, para en esta edición, como colectivo, ganaron un premio de fondos concursables organizado por el Consejo Nacional de Cinematografía del Ecuador, con lo que poco a poco seguirán cimentado esta carrera y afición.


En cuanto al talento imbabureño en producciones cinematográficas, dijo que si existen cineastas locales con muy buenas ideas, pero el conflicto es que no ven al cine como una profesión. “No hay apoyos de financiamiento para sus producciones, por lo que la realidad se vuelve compleja en Imbabura y Carchi”.


Además, la falta de formación de guionistas, productores y demás equipo técnico por parte de escuelas públicas o universidades, además de ser una problemática, es un reto a superar.


Experiencia en anteriores festivales


Durante seis años consecutivos, el festival de cine “La Imagen de los Pueblos” se ha posicionado en Imbabura y Carchi. Su séptima edición no será la excepción, por lo que se espera superar las cantidades de aficionados a las producciones audiovisuales alternativas y comunitarias. “La gente tiene memoria de las películas expuestas. Hemos tenido alrededor de 28 mil espectadores en las anteriores ediciones, por lo que esperamos superar esta meta”.


Las primeros festivales recorrieron provincias como Pichincha, Sucumbíos y Galápagos, pero la reducción de recursos ha mermado que se siga expandiéndose en territorio nacional. Para la séptima edición, el colectivo Mingasocial invirtió alrededor de 50 mil dólares y cuenta con el auspicio y apoyo de la empresa pública y teatros locales. (REKS)


Tome nota


Del 17 de octubre al 20 de noviembre será el festival de cine “Imagen de los Pueblos”. La entrada es gratuita.


Cifra


130 producciones entre documentales, largometrajes y cortometrajes se exhibirán durante el festival.


35 países estarán presentes en el encuentro audiovisual.


Dato


Ciudades de Imbabura y Carchi, serán sedes del festival.
Ibarra 20 a 24 de octubre


Teatro del Min. De Cultura 15:00 a 21:00


Barrio La Victoria 16:00 a 20:00


Consejo Cantonal de Prot. De Derechos 19:00 (18 de octubre)


Café Arte 20:30 (28 y 39 de octubre)



Sinopsis


¡A un dólar! (La ciudad sin corazón)


Documental ecuatoriano. Un análisis crítico del modelo de espacio público supuestamente seguro, ordenado y modernizado.


La niña vendedora de fósforos


Animación de Brasil. Una versión moderna de la pequeña vendedora de cerillos del cuento de Hans Christian Andersen.


Seré Millones


Docu-ficción argentino. Seis hombres de Partido Revolucionario de los Trabajadores ocuparon el Banco Nacional de Desarrollo, expropiando la suma de 450 millones de pesos.


Un día


Corea del Sur. Una abuela viaja a través de 90 años de su vida en un día. Ella se encuentra con una serie de recuerdos de sí misma en el pasado.


Casitas


España. Carlos y Marta tienen la vida que siempre habían soñado, pero no puede ser tan perfecta.

Inclusión.- Se busca que las personas con discapacidad tengan acceso a atractivos turísticos

Imbabura cuenta con todos los recursos para convertirse en un destino turístico, como paisajes naturales, infraestructura hotelera, carreteras de primer orden, sin embargo la provincia no se ha fortalecido como un destino turístico. Por ello, junto a operadores, agencias de viajes, Secretaría Técnica de Discapacidades, representantes del sector hotelero y la Coordinación Zonal 1 de Turismo se presentó ayer una estrategia que potencia a Imbabura, como lugar de estadía para turistas nacionales y extranjeros.


Durante la presentación del plan que no solo potencia a la provincia, también se incluye la accesibilidad para personas con discapacidad. Sin embargo, para representantes del sector hotelero, como Luis Ruiz, presidente de la Asociación Hotelera de Imbabura (AHI), la estrategia mantiene a la provincia como lugar de paso, y recalcó que hay que hacer seguimiento a los planes que se han presentado en torno al tema.


Plan estratégico


“A través de este plan estratégico se pretende fortalecer a Imbabura como un destino turístico accesible”, dijo Pablo Marañón, gerente de la empresa ‘Ecuador for all’. La idea de esta propuesta es presentar a la provincia acciones que ayuden a mejorarla como destino y generar mayor cantidad de pasajeros, incluyendo a personas con discapacidad.


Para el plan estratégico se tomaron en cuenta mercados existentes con personas con necesidades de accesibilidad que viajan a la Unión Europea, Estados Unidos y otros destinos internacionales, por lo que se puede aprovechar la oportunidad de potenciar el turismo en este sector, afirmó Marañón.


También se dijo que dentro del nuevo mercado, que permitirá la accesibilidad a personas con discapacidad, se necesita inversión y adecuación en la infraestructura hotelera. “Todo esto va de la mano con la promoción. Para invertir en construcción de rampas se necesita importante flujo de pasajeros por lo que el desarrollo del mercado local y oferta turística debe aprovecharse”, dijo, tomando la experiencia de un plan piloto que ha recibido en el país, de cinco a seis grupos anuales de personas con discapacidad.


Inés Almeida, de la Secretaría Técnica de Discapacidades, dijo que es importante abrir espacios para el turismo accesible. “Imbabura debe progresar con estos planteamientos que deben tener beneficios para los sectores involucrados.


Inversión en la infraestructura hotelera


Para readecuar espacios para personas con discapacidad se debe invertir alrededor de 5.000 dólares por habitación, adecuaciones, baños y otros, dijo Luis Ruiz de la AHÍ. “La propuesta presentada mantiene a Imbabura como provincia de paso, como visita momentánea y ese no es el objetivo del sector. Las adecuaciones son costosas, por lo que se deben manejar nuevas acciones de rentabilidad”.


Además, expresó que para que sea efectiva cualquier estrategia relacionada con el turismo accesible se debe tener seguimiento en el tiempo. A su vez, dijo que tendrán acercamientos con el Municipio para pedir que se reactivé el Concejo Cantonal de Turismo, y así establecer normativas locales que potencien a la provincia como un destino perenne. (REKS)


Tome nota


Las personas con discapacidad que viajan dentro o fuera del país son un nuevo mercado para el sector turístico.


Cifra


5 mil dólares es el monto aproximado para adecuar habitaciones para personas con discapacidad, en establecimientos hoteleros.


Frases


“La estrategia habla de un mercado en específico, pero no ayuda a que Imbabura se convierta en destino turístico”,

Luis Ruiz - Presidente de la Asociación Hotelera de Imbabura.


“La accesibilidad en atractivos turísticos para personas con discapacidad debe cumplirse”

Inés Almeida, Secretaría Técnica de Discapacidades.

Translate Web

Spanish English Italian